Jun 132015
 

javierCatalunya, como sociedad de acogida, necesita proporcionar herramientas a los jóvenes inmigrantes; necesitamos seguir ofreciéndoles cursos de inserción laboral, de catalán… y acercándoles al entorno y a las oportunidades”, reflexiona el presidente de Fedelatina, Javier Bonomi, en esta entrevista de Radio Rubí, en la que fue preguntado sobre las detenciones que han tenido lugar en diferentes ciudades catalanas presuntamente vinculadas a los Latin Kings.

Una de las personas detenidas impulsó la conversión de esta banda en la Organización Cultural Reyes y Reinas Latinos de Cataluña, que forma parte de Fedelatina. Al respecto, Javier Bonomi asevera que la conducta de un individuo no es atribuible a las entidades de las que es miembro y recuerda que ninguno de los detenidos participa en la junta directiva de la Organización.

En cualquier caso, el presidente de Fedelatina no está de acuerdo con el conseller d’Interior de la Generalitat, Ramon Espadaler, quien ha afirmado que la iniciativa de conversión de las denominadas “bandas latinas” en entidades sociales fue “un fracaso”. Bonomi admite que parte del proceso ha fallado, pero considera que “ello no tiene que invalidar que sigamos trabajando para incluir a los jóvenes; porque, si no, sería una contradicción e implicaría criminalizarlos“.

El presidente de Fedelatina ha añadido que algunos de los miembros de los Latin Kings que han sido detenidos son de origen catalán, y ha subrayado que, en este caso, “lo que les une no es el origen, sino el riesgo de exclusión”. En este sentido, Javier Bonomi opina que “el desafío es que más del 50% de los jóvenes estén en situación de paro y exclusión” y ha recalcado que tres cuartas partes de estos jóvenes son inmigrantes, sin redes familiares a su alcance, por lo que se encuentran especialmente vulnerables. En definitiva, el presidente de Fedelatina ha hecho un llamamiento a que la “política de persecución” de estos grupos de jóvenes no anule la “política preventina”.