Dic 212016
 

ELECONOMISTA.ES

16/12/2016 – 11:41

  • Casi 8.000 españoles al mes salen de España a vivir a un país extranjero
  • Reino Unido, Francia y Alemania son los principales países receptores

 

En la primera mitad de 2016 llegaron a España 186.059 inmigrantes, un 20,3% más que el año anterior. Este aumento permite que la población total crezca ligeramente un 0,12% y compense la perdida en el saldo vegetativo y la salida de personas del país, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística.

El saldo migratorio en el primer semestre fue positivo en 30.504 personas, un 83,3% mayor que en el semestre anterior. Es el segundo semestre consecutivo con saldo migratorio positivo tras seis años de saldo negativo. Un total de 186.059 personas procedentes del extranjero establecieron su residencia en nuestro país en la primera mitad de 2016. Por su parte, 155.555 abandonaron España con destino a algún país extranjero.

Los flujos migratorios provocados por la crisis donde las salidas de residentes en España eran superiores a la llegada de inmigrantes están cambiando en los últimos doce meses. En la primera mitad de 2016 llegaron a España un 20,3% de inmigrantes más en el primer semestre de 2015, mientras el número de personas que abandonaron el país fue del 10,1%.

De la inmigración procedente del extranjero, 27.781 personas eran de nacionalidad española y 158.278 extranjeros. En cuanto a la emigración, 155.555 personas dejaron España, un 8,9% menos que en el semestre anterior. De ellas, 47.784 eran españolas y 107.772 extranjeras. El cruce de datos sigue indicando que hay 20.000 españoles menos entre españoles retornados y los que salen.

El volumen de extranjeros que emigraron de España durante la primera mitad de 2016 se redujo respecto al semestre anterior en todas las principales nacionalidades. Entre las nacionalidades de emigrantes, las más numerosas fueron la rumana (25.330 emigraciones) y la marroquí (11.095) que son, además, las mayoritarias entre la población extranjera residente.

La población crece tras cuatro años

El empuje de la población inmigrante ha permitido romper la tendencia a la baja de la población total. El número de personas que residen en España aumentó en 22.274 personas durante la primera mitad del año y se situó en 46.468.102 habitantes a 1 de julio de 2016.  Supone un crecimiento del 0,12%, respecto al mismo período del año pasado. La última vez que se registraron tasas positivas en el primer semestre de 2012.

El aumento poblacional del semestre fue gracias a la vuelta del crecimiento de inmigrantes por segundo semestre consecutivo que compensó el saldo vegetativo negativo de 8.230 personas,  hubo 197.606 nacimientos frente a 205.836, y las 155.555 personas que salieron del país.

De estas últimas, el número de españoles fue de 47.784 personas frente a las 46.825 de un año antes, un 3,2% más. El 63,4% de los españoles que emigraron eran nacidos en España.

Los mayores receptores de emigrantes españoles fueron Reino Unido, Francia y Alemania. Entre los principales países de destino de emigración española, cabe destacar los casos de Ecuador y Colombia debido a que en ambos se trató fundamentalmente de población no nacida en España o de niños menores de 16 años, lo que parece indicar una migración de retorno de ecuatorianos y colombianos de origen que han adquirido la nacionalidad española, junto con sus hijos nacidos en España.

De los 3.376 españoles que emigraron a Ecuador, 1.034 eran nacidos en España y de ellos 838 eran menores de 16 años. Si nos atenemos a los adultos (16 o más años) nacidos en España, emigraron 196 personas. En el caso de Colombia, 698 de los 1.841 emigrantes eran nacidos en España.

El saldo migratorio de los españoles con el exterior se redujo un 20,7% respecto al semestre anterior y se situó en -20.002 personas. Este descenso se debió al descenso de las entradas del extranjero y al ligero aumento de las salidas.

Población extranjera

La población extranjera se redujo en 21.287 personas (un 0,5%) durante el primer semestre de 2016, hasta situarse en 4.396.871. Este descenso se debe, de nuevo, al efecto de la adquisición de nacionalidad española.

Por nacionalidades, cabe destacar el incremento en términos absolutos de la población italiana (5.100 personas más), la china (1.957 más) y la población de Reino Unido y Ucrania (las dos con 1.688).

Los mayores descensos se dieron en la población marroquí (11.661 personas menos), la boliviana (8.977) y la ecuatoriana (8.559).

La población española que llegó a España durante la primera mitad de 2016 procedía, principalmente, de Venezuela, Ecuador y Reino Unido.