Jul 042018
 

Unos 100.000 ya han obtenido la nacionalidad española, mientras que 300.000 tienen condición de extranjeros
En más del 30% de los domicilios de la ciudad vive una sola persona
……….
Nunca tantos barceloneses habían nacido en el extranjero. La última lectura del padrón municipal efectuada por el Ayuntamiento cifra en 400.319 el número de personas, el 24,6% de la población, inscritas en la capital catalana que vieron la luz fuera de España.

No obstante, el número de extranjeros residentes en el municipio se reduce a 301.626 como consecuencia, sobre todo, de los procesos de nacionalización que han completado las personas procedentes de los países latinoamericanos. Por ejemplo, el 61,3% de los peruanos que viven en Barcelona tienen ya el pasaporte español.

Los más de 300.000 extranjeros empadronados en Barcelona constituyen un nuevo récord. Este listón sólo se había superado hasta ahora en el año 2009. Representan el 18,5% de la población. No obstante, fuentes municipales cuestionan este dato ya que muchos extranjeros que abandonan la ciudad o a los que caduca el permiso de residencia no se dan de baja del padrón. Un estudio reciente hecho por el departamento de Estadística del Ayuntamiento rebaja la cifra real a poco más de 200.000.

Evolución de los extranjeros europeos y extracomunitarios empadronados en la ciudad de Barcelona (Ayuntamiento de Barcelona)
Italianos, chinos, pakistaníes…

Siempre según los datos actualizados del padrón municipal, el italiano es el colectivo extranjero más numeroso de la ciudad (31.500), seguido del chino (20.555) y el pakistaní (19.240). Completan el top 10, Francia (15.260), Marruecos (13.058), Colombia (10.192), Honduras (9.542), Filipinas (9.149), Perú (9.069) y Bolivia (8.582).

Las segundas nacionalidades más presentes en cada zona estadística revelan un curioso mapa alternativo de los barrios de Barcelona

Las segundas nacionalidades más presentes en cada zona estadística revelan un curioso mapa alternativo de los barrios de Barcelona (Ayuntamiento de Barcelona)
El colectivo que más creció en el último año fue también el ITALIANO (2.228 personas más que a comienzos del 2017), que incluye a muchas personas procedentes de países latinoamericanos, principalmente de ARGENTINA , que llegan a España con pasaporte italiano. Otras nacionalidades que también aumentaron su presencia en Barcelona durante el 2017 son la venezolana (+1.659), la hondureña (+1537), la colombiana (+1.133), la peruana (+ 697) y la china (+689).

De hecho, 70 de los 73 barrios de la ciudad vieron crecer el número de extranjeros. Por primera vez en la historia, las mujeres son mayoría entre la población foránea de la ciudad.

La nacionalización de los extranjeros empadronados en Barcelona es muy diferente según su procedencia, en virtud de los acuerdos bilaterales entre Estados
La nacionalización de los extranjeros empadronados en Barcelona es muy diferente según su procedencia, en virtud de los acuerdos bilaterales entre Estados (Ayuntamiento de Barcelona)
En uno de cada tres domicilios vive una sola persona

Los datos del padrón municipal hechos públicos por el Ayuntamiento revelan, por otra parte, el fuerte incremento de los hogares unipersonales que la ciudad ha experimentado en los últimos 20 años. En la actualidad, en más de 200.000 domicilios, un 31,1% de las viviendas existentes en Barcelona, habita una sola persona.

A lo largo del 2017 la población de la capital catalana aumentó ligeramente, en 3.799 personas, para alcanzar la cifra de 1.28.936. El reparto de ese crecimiento fue desigual. Mientras los distritos de Ciutat Vella, Eixample y Sants-Montjuïc perdieron población, los otros incrementaron el número de personas empadronadas. En términos relativos, el distrito que más creció fue el de Nou Barris (un 0,7%).

Ligero crecimiento de la población infantil y juvenil

La inmigración está teniendo un claro efecto rejuvenecedor en una ciudad muy envejecida como es Barcelona, que en los últimos años suele registrar crecimientos vegetativos (la diferencia entre nacimientos y defunciones) negativos. La ciudad cuenta con 205.911 niñas y niños de menos de 15 años, que representan un 12,6% de la población residente.

Esta tendencia de recuperación y posterior estabilización de la población viene observándose desde el año 2006. En términos relativos, Diagonal Mar es el barrio de la ciudad con más niños (un 19,4% de sus habitantes), mientras que la Vila Olímpica del Poblenou, les Tres Torres, Torre Baró y Ciutat Meridiana son los que cuentan con una mayor proporción de jóvenes entre 15-24 años.

Con todo, los mayores de 65 años superan en número a los menores de 15 en los diez distritos de la ciudad. El peso de la población de 65 o más años en Barcelona es más que considerable (el 22,4% del total) y sólo en 10 de los 73 barrios hay más niños que personas mayores. Por el contrario en 20 barrios las personas de más edad doblan en número a las más jóvenes. Montbau, la Guineueta, Canyelles y la Verneda i la Pau, barrios que crecieron como consecuencia de la llegada de inmigrantes de otras regiones de España en las décadas de los 50, 60 y 70 del siglo pasado, son hoy los más envejecidos de la ciudad.

Más de un 30% de barceloneses tienen estudios superiores

Según los datos del padrón municipal correspondientes a este año, el porcentaje de barceloneses que han realizado o están cursando estudios superiores no para de aumentar. Alcanza ya el 31,9% de la población mayor de edad, aunque entre la población femenina esta proporción se incrementa hasta situarse en un 30,9% .

Las diferencias por barrios son muy significativas. El 53,1% de los residentes en la Vila Olímpica han pasado por la universidad, mientras que en la Marina del Prat Vermell, en la Zona franca, el porcentaje se reduce al 6,1%. El barrio con una mayor proporción de personas sin estudios es Montbau, también con un 6,1%.